Los hombres me explican cosas

Estoy cansada de ser poco natural todo el rato y no poder hacer lo que quiero. Estoy cansada de actuar como si no comiese más que un pajarito, estoy cansada de caminar cuando quiero correr o decir que me siento débil después de un vals cuando podría bailar dos seguidos y no cansarme. Estoy cansada de decir: “¡Qué maravilloso eres!” a hombres que son idiotas y que no tienen la mitad de inteligencia que yo tengo. Estoy cansada de hacer ver que no sé hacer nada, y así los hombres podrán decirme las cosas y sentirse importantes mientras lo hacen.
Margaret Mitchell, Lo que el viento se llevó

A veces pasa que los hombres me explican cosas. A veces sucede que un hombre, afortunada de mí, tiene a bien informarme, pobrecita yo, de cosas de las que carezco de la menor idea. Dios bendiga a los hombres: ¿qué sería de nosotras, graciosas pero tontas, bonitas pero ignorantes, sin su sabiduría, sin si inteligencia superior, sin su lógica infalible, su profundo conocimiento del mundo en que habitamos y su sentido común? Ah, Dios los bendiga.

Estoy en el happy hour de la facultad de Ciencias y Artes de de la universidad en la que trabajo en Misisipi, tomando una cerveza con mi amiga y compañera de departmanto, Lauren. Yo, que aún no soy doctora (en ello andamos), doy clases de español, y ella, que sí lo es, da clases de literatura inglesa: su especialidad es el teatro de Shakespeare y sus contemporáneos. Un tío joven como nosotras del departamento de cine se pone a pegar la hebra. Me pregunta si he visto alguna película de Almodóvar. Sí amigo, las he visto y he entendido sus gracias en su idioma. Con quince años le escribí una carta y tengo el guion de La mala educación autografiado. Lo conozco, sí. De todas formas, procede a darme una mini conferencia del todo innecesaria sobre el cine del director manchego. A continuación le pregunta a Lauren sobre sus clases y cuando esta dice que enseña un curso sobre Shakespeare él le pregunta si ha leído El rey Lear. Le pregunta a una doctora especialista en Shakespeare si ha leído al puto William Shakespeare. Lauren asiente: oh, sorpresa, la ha leído. El tío, oh, sorpresa de nuevo, nos regala una lección magistral explicando los puntos clave de la obra. Quien necesita más de una explicación es él, pero no seremos nosotras.

En otra ocasión diferente un par de años más tarde estoy tomando algo en Los Ángeles con un chico americano que se dedica a la edición de programas de televisión. Sabe que estoy haciendo el dichoso doctorado en literatura, claro. Me dice:

-¿Sabes a quién deberías leer? A un tipo… Vaya… Se me ha olvidado… Verás, es latino y escribe…
-Junot Díaz- le corto.
-¡Sí, ese!- exclama.
-Ya lo he leído- le contesto, y no advierte el tono seco de mi voz.
-Ahh… Bueno, otro a quien deberías leer es a un americano que tiene unas memorias increíbles sobre cuando se quedó huérfano y se hizo cargo de su hermano pequeño…
-Dave Eggers- replico-. También lo he leído.

El tío todavía tiene arrestos para recomendarme leer un par de autores más que ya he leído, dando por supuesto que no los conozco. ¿Cómo voy a saber más de ficción norteamericana que él, si no solo soy una mujer sino que encima soy extranjera y hablo como si Borat se hubiera fusionado con Sofía Vergara? Sorpresas te da la vida, supongo.

Y a ti, ¿qué ha sido un hombre tan amable de explicarte?

Foto: imagen de la soberbia Gone with the Wind o Lo que el viento se llevó (Victor Fleming, George Cukor y Sam Wood, 1939) en la que vemos a los actores Clark Gable y Vivien Leigh en el papel de los míticos Rhett Butler y Scarlett O’Hara, esta última personaje cansado de tener que andar haciéndose la tonta para gustarle a los hombres.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s